Así fue el XII E.G.V

   A la mayoría de los que viajamos el viernes hacia Lleida nos cogió en mayor o menor medida la lluvia, pero ya en la ciudad catalana el buen tiempo nos acompañó durante todo el fin de semana. El viernes por la noche ya empezamos a encontrar y saludar a muchos de los habituales de otras ediciones.

   El sábado por la mañana, y nada más llegar al Palacio de Congresos de Lleida (La Llotja), se notaba que este E.G.V iba a brillar, entre otras cosas, por su meticulosa organización. El equipo que Lluis Oromi había formado para sacar adelante este XII E.G.V estaba pendiente de todo. Indicaciones para aparcar las motos en el espacio reservado a la puerta de “La Llotja”, el lugar para recoger las acreditaciones y el pack de regalo, la bienvenida a los prácticamente 200 inscritos previamente,  a los que lo hicieron esa misma mañana, siempre amablemente dispuestos para resolver cualquier duda…

IMG-20160515-WA0004

dav

dav

 

   Tras las habituales y necesarias presentaciones por parte del propio Lluis Oromi, del responsable del Patronato de Turismo de la Diputación de Lleida y por mi mismo, comenzaron los audiovisuales.

  En primer lugar intervino Patrick Good, un belga afincado en Tarragona, que con especial simpatía relató los pormenores de su travesía por el continente americano llevada a cabo sobre una Ducati 860 y realizada en 1978. Una vez más se demostró que cuando un extranjero tiene cierta “gracia” y ésta se une a sus particulares giros y expresiones a la hora de expresarse en nuestro idioma, el éxito está asegurado. No sólo su viaje, también la forma de contarlo fue lo que hizo que el tiempo pasará rápidamente, para nosotros y para el propio Patrick, que tuvo que “acelerar” para llegar al final de su viaje justo cuando terminaba su tiempo de exposición, más el añadido que le concedió Lluis.

  Una pequeña pausa para un aperitivo ofrecido por la organización, sirvió para poder saludar a los más rezagados. Y como siempre, se formaron las habituales tertulias…

  Me encanta especialmente este momento, disfruto pasando de una a otra…Saludando aquí y allá, escuchando y preguntando a unos y a otros…Para mi es un placer comprobar una vez más como el E.G.V logra algo único en nuestro país. Que en unos pocos metros cuadrados, se pueda escuchar hablar acerca de la Ruta 40, la 66, la de la Seda.. de los trucos y requisitos para cruzar tal o cual paso de frontera, de futuros proyectos o de viajes realizados por cualquier remoto lugar hace  sólo unos meses o incluso semanas.

   Con esa finalidad creamos los E.G.V, poder intercambiar información de primera mano.

  En ese momento me viene a la memoria la misma situación en ediciones anteriores, vivida con otros, o con los mismos, asistentes, con otros organizadores, otros invitados..Y todo este conjunto de ediciones anteriores creo que hace que el fin de semana de los E.G.V sea único en España. Nos pueden copiar el formato, los actos, los ponentes…casi hasta el nombre, pero de momento hay una cosa en la que los demás siempre irán por detrás, en el número de ediciones realizadas….

mde

   Para cerrar la mañana del sábado Lluis Pont habló de un viaje realizado en 1984 junto a su hermano Josep, y que hoy en día sería muy complicado poder  repetir. Trató sobre una travesía en dos Vespas en las que cruzaron Argelia; Niger, Mali y Nigeria, con recorrido incluido a través de uno de los más desolados lugares del Sahara y que escasos viajeros de hoy en día conocemos, el temido Tanezrouft, “La nada dentro de la nada” que es lo que su nombre significa. Los datos, anécdotas, problemas y particularidades de aquel viaje no dejaron indiferente a ninguno de los que allí estábamos.

sdr

   Antes de pasar al comedor del restaurante situado en el mismo edificio que los audio visuales, se llevó a cabo la toma de la ya tradicional foto del encuentro, acto que llevamos realizando desde aquella primera edición del 2005. Como no podía ser de otra manera, Lluis tenía perfectamente seleccionado el lugar idóneo para la misma.

grupo

   Tras reponer fuerzas, la sobremesa presentaba dos opciones, el café amenizado por la música de Xavi Boira o bien una rápida visita al monumento más emblemático de Lleida, La Seu Vella.

  La tarde la abrió la galardonada reportera Gemma Parellada que había volado expresamente desde Africa para contarnos sus distintos viajes por muchos países de este continente. Esos viajes no los había hecho por placer, casi todos habían tenido como fin poder contar desde el lugar de los hechos, muchos de los más importantes acontecimientos, guerras incluidas, que se han desarrollado en los últimos años sobre el suelo del Africa sub-sahariana. Y por qué en muchos de esos viajes había tenido que utilizar diferentes modelos de motos, que  fueron las que le permitieron llegar hasta los complicados escenarios donde generalmente tiene que llevar a cabo su trabajo.

sdr

  Para Miquel Silvestre los E.G.V no le son desconocidos. Ha acudido a varios de ellos, aunque por unas u otras causas nunca como ponente. Además en la 2ª edición de su popular libro “Un millón de piedras” dedica unas lineas a lo que representan los E.G.V y cómo llegó a conocerlos. Miquel es un comunicador nato, en eso no hay duda, y en esta ocasión, aunque su intervención trató acerca de como ha logrado llevar sus aventuras hasta la Televisión Española, volvió a demostrarlo. Contó toda esa parte, desconocida para el gran público,  que trata sobre los múltiples problemas de todo tipo que ha tenido que superar para que las imágenes de sus viajes hayan llegado a tener la calidad y formato adecuados para su emisión a gran escala. Como él dijo, “ya sé que no pasarán a la historia como el mejor programa de la televisión… pero hasta ahora, nadie en España, ha conseguido que los viajes en moto tengan su espacio en la televisión pública”.

   dav

dav

   Si los anteriores trofeos Gran Viajero fueron a manos que sobradamente lo merecían  (Antonio Veciana, Enrique de Vidania y Luís “El Mudo”), el trofeo Gran Viajero 2016 no podía ser menos. El distinguido este año fue el alicantino Jaume Barrachina, no solamente por sus incontables viajes, también por su disposición a compartir, con todos los que se lo solicitan, sus experiencias y conocimientos,  y por si todo esto no fuera suficiente también por su compromiso, desde hace muchos años, para que los E.G.V sigan adelante. Como anécdota señalar que la votación popular hizo que la instantánea merecedora del premio del concurso de fotografía fuera para una foto presentada por el propio Jaume Barrachina.

IMG-20160515-WA0005   Tras estas entregas se anunció el lugar del encuentro del 2017, El Espinar (Segovia), y sus organizadores Sergio y Gabi subieron al escenario para presentarse e invitar a todos los asistentes (y a todos los moto aventureros en general) a acudir a su E.G.V. Será la primera vez que la organización corra a cargo de 2 extranjeros, aunque no sé si es muy oportuno calificar a Sergio y a su mujer Gabi como “extranjeros”. Si, es verdad, son argentinos, pero ya llevan unos cuantos años en España, sin duda se sienten también españoles y, sobre todo, se han integrado plenamente en nuestro país dentro del mundo de los viajes en moto.

   La visita a las conocidas bodegas Clos Pons en la mañana del domingo, puso el punto y final al XII E.G.V. Cerrando un estupendo fin de semana cargado de viajes, aventuras, experiencias….y como siempre todo ello contado por y para amantes de los grandes viajes en moto. Como todos los años, mi sincera enhorabuena y las gracias a organizadores, ponentes y asistentes.

  Y como digo siempre que alguien me pregunta: “los E.G.V tendrán nuevas ediciones mientras haya gente dispuesta a organizarlos y viajeros dispuestos a asistir y participar”, y tras  el fin de semana vivido en Lleida parece que tendremos por delante unas cuantas ediciones más…

   Nos vemos dentro de un año en el XIII E.G.V.

13238964_1791804037714345_1871328631484304744_n

 13254386_1791804237714325_2089716140896610871_n