Así fue el IX E.G.V (Crónica)

Ninguna de las dieciséis personas que nos juntamos, para hablar de viajes en moto, durante un fin de semana de mayo del 2005 en Avila, imaginábamos que aquel primer encuentro G.V fuera a llegar a dónde ha llegado, por no imaginar ni siquiera sabíamos que se fuera a llevar a cabo una segunda edición, pero…

El pasado fin de semana hemos celebrado en Navacerrada ya la novena. El puente en alguna ciudad del centro, la coincidencia con el G.P de Jerez, el que alguno de los fijos habitúales anden por esos mundos y seguramente un poco la pertinaz crisis han hecho que la asistencia haya sido algo menor. De todos modos un centenar de apasionado/as por los viajes nos juntamos allí. La mayoría de los amigos que faltaron me llamaron para ver como iba todo, pero sin querer conocer tampoco muchos detalles para no lamentarse, aún más, de no haber podido asistir.

 Chelo y Gustavo tenían todo preparado para que el viernes por la tarde ya tuviéramos los primeros audiovisuales. La tarde comenzó con una mesa redonda en la que estábamos Alicia Sornosa, Javier Martínez, el propio Gustavo y yo, y por supuesto todos los asistentes. Comenzamos hablando de Gs´s y acabamos con las típicas disputas en estas mesas redondas, que si los viajes, que si los equipajes, que si antes, que si ahora…Luego Alicia nos adelantó algo de lo que sería su intervención del día siguiente, y por nuestra parte estrenamos el documental “Nueva Zelanda, el país de la nube blanca” que se acabó de editar días antes.

 

Con un sol radiante comenzó la jornada del sábado. En el aparcamiento que teníamos reservado iban llegando motos de todo tipo y marca pero con el común denominador de que sus conductores había recorrido miles de km por todos los lugares del mundo. Aunque la buena temperatura invitaba a estar de charla en la calle con todos vosotros, en el interior del Centro Cultural de Navacerrada nos esperaban otros amenos e interesantes audiovisuales. Previamente hubo una nueva mesa redonda con la participación de quienes iban a intervenir ese día más mi compañero en aquel viaje a Ushuaia, Juan Recio.

 

Juan José Calvo y Carlos Martínez Campos, expertos y veteranos viajeros, nos contaron y enseñaron cómo viajaban en sus comienzos, con las primeras Gs´s, y cómo han cambiado las cosas hasta llegar a sus viajes más recientes. De una forma amena, divertida, instructiva, y a veces también con las discrepancias lógicas tras tantos miles de kilómetros juntos, nos mostraron Africa, America, Asia…que a lo largo de estos años fueron quedando bajo las ruedas de sus motos.

 

 

Tras la comida, y a pesar de no ser el mejor momento, el conocido director de “Al filo de lo imposible” Sebastián Alvaro presentó en exclusiva para nosotros un documental titulado “Una vida al filo”. No habló de Gs´s, prácticamente nada de motos, no creo que nadie lo echara en falta. Sebas, al igual que hace dos años, y en el mismo escenario, ocurrió con Emilio Scotto, creó ese ambiente mágico que nos hizo vivir a todos una experiencia seguramente inolvidable. Sería difícil explicarlo, imposible más bien, los que le escuchasteis sabéis porque lo digo.

Tomó el relevo Alicia Sornosa que nos contó de “pe a pa” sus idas y venidas por los cinco continentes. Con interesantes comentarios y fotografías nos transmitió sus alegrías y temores durante su viaje, y, como ya ha ocurrido en otros G.V, contados desde la visión femenina, casi siempre más desconocida y sorprendente. También nos adelantó, hasta dónde podía, su futuro proyecto…

Para esta edición teníamos prevista la entrega de un trofeo al viajero del año. Alguien que aparte de haber realizado un gran viaje, conocido y  documentado, además fuera ese tipo de viajero que no se guarda la información para el sólo, alguien a quien le gusta compartir, enseñar, también aprender de los demás…Seguramente un gran número de los asistentes serían merecedores de tal premio, pero el viajero escogido, y quien se llevó la sorpresa del encuentro, fue Antonio Veciana. Creo no necesita ni presentación, ni relatar sus méritos, y quienes le conocéis en persona sabéis que, en efecto, este primer trofeo ha ido a un gran viajero, pero especialmente a una gran persona. El encuentro finalizó en la mañana del domingo con la ruta por la bonita sierra madrileña.

 Agradecer a los ponentes, organizadores y asistentes su presencia, trabajo y entusiasmo. Los habituales ya sabéis que cada cinco años somos Conchi y yo los encargados de organizar todo, la próxima edición será la décima, así que es fácil saber ya el lugar donde se celebrará,  Alba de Tormes. Os esperamos, y que de ahora hasta entonces todos hagamos muchos viajes, cercanos o lejanos, de muchos o pocos días, pero que mantengamos la ilusión por conocer nuevos lugares y gentes, y podamos compartirlo.

Y este año las  fotos que os pongo, además de las de mi amigo José Ramón Nogerol, son también gracias al excelente trabajo de un profesional como es  Mark B. Duncan de www.enfoqueatres.es, por supuesto a ambos les agradezco el detalle de su envío.