Así fue el IV E.G.V Perú

Después de que en el 2020 y 2021 no pudiéramos celebrar el E.G.V Perú, por fin este año pudimos sacar adelante la cuarta edición de este evento. Por diferentes circunstancias este año se celebró en un auditorio situado en el Edificio El Almirante, en la Avda. Petit Thouars, así mismo decidimos que las charlas del IV E.G.V se celebraran solamente durante la mañana del sábado, para de este modo disfrutar más tarde de un almuerzo conjunto entre organizadores, ponentes y los asistentes que previamente se habían inscrito para compartir el mismo. Como Marisol Huacac, la coordinadora y presentadora de las anteriores ediciones, se encontraba en Nueva York, la presentación corrió a cargo de Thalía Matos, que con su experiencia organizativa en anteriores años, cumplió con sobresaliente en esta su nueva función.

Todos los ponentes invitados a ofrecer sus presentaciones eran habituales de anteriores E.G.V por lo que conocian prefectamenta el espíritu de los mismos y por ello, tanto el contenido de sus intervenciones como su desarrollo, tuvieron la calidad esperada.

La jornada la abrió Miguel Chávez con su presentación, acertadamente titulada «A qué sabe tu viaje». Miguel, al ser un experto viajero a la vez que un magnífico cocinero, y como no podía de ser de otra manera, nos llevó a realizar un viaje turístico-gastronómico por algunos de esos muchos lugares espectaculares que se encuentran repartidos por la geografía peruana. A pesar de ser primera hora de la mañana, sus acertados comentarios y especialmente sus fotografías, abrieron el apetito de todos los asistentes.

A continuación llegó el turno de Pedro Campusmana, miembro de la organización mundial de periodistas turísticos. Con su «Aquisito nomás» y su cercana forma de comunicar, nos hizo un recorrido por muchos de los escenarios, conocidos unos y menos visitados otros, que la ciudad de Lima puede ofrecer a quienes la visitan, especialmente apropiados para quienes venimos de otros países y queremos conocer lugares fuera de los habituales circuitos turísticos. Hay que destacar el gesto tan humano que Pedro tuvo en los momentos finales de su intervención, dedicando un sentido recuerdo en memoria de todos aquellos limeños que perecieron por causa del Covid.

Tras la habitual y necesaria pausa para reponer fuerzas con unas bebidas y unos bocaditos, continuamos la jornada viajera. Antes de la siguiente presentación, se proyectó un video que Marisol Huacac nos envío desde Nueva York. En el mismo saludaba a organizadores, ponentes e inscritos y con evidente tristeza por su parte por no poder estar físicamente presente, animaba a seguir adelante con el E.G.V Perú y nos emplazaba para la edición del 2023.

Después fue Jess Estrada quien subió al escenario. Desde el estreno del E.G.V. allá por el año 2017 en las instalaciones de Cenfotur, ella se encuentra por derecho propio entre los asistentes más fieles. Con su amplia experiencia en viajes por Europa, el excelente material fotográfico recopìlado a lo largo de los mismos, y su simpatía, Jess compartió su charla «Sentir es el secreto» de una manera dinámica y divertida. No sólo contó sus propias experiencias, también los puntos más importantes a tener en cuenta por los peruanos que se estén planteando un viaje por ese continente. Además su presentación significó el complemento ideal de la siguiente.

«Sudamérica lo tiene todo ¿Y el Perú?», es el sugerente título con el que el español Jaime Núñez presentó su último trabajo, que ya había ofrecido este mismo año en La Nucia (Alicante) durante el XVI E.G.V y en el «Salón vive la moto» en Madrid, y que en las fechas posteriores al IV E.G.V Perú también presentó en la UNASAM de Huaraz y en el Centro español del Perú. Jaime hizo un repaso a los 12 viajes que lleva realizados en moto por Sudamérica, dedicando una especial atención a los hechos por el Perú. Si la intervención de Jess Estrada se podía definir «viajar por Europa visto con los ojos de una peruana», la de Jaime sería «viajar por Sudamérica visto con los ojos de un español».

Como cierre a las presentaciones, contamos con la presencia de Jean Carlos Villón y Nelson Belapatiño, conocidos como Suchuriy, y que en una breve pero dinámica intervención nos adelantaron parte de sus proyectos, actuales y futuros, con los que crean contenidos para su visitado canal de viajes.

Como colofón y cierre a la jornada de la mañana, Thalía hizo entrega de un bonito recuerdo a cada ponente, personalizado con el nombre de cada uno de ellos, como muestra de agradecimiento por compartir su trabajo en este E.G.V Perú, al tiempo que agradeció la presencia de los inscritos y, como ya había hecho Marisol, nos convocaba para el V E.G.V Perú.

El almuerzo, celebrado en un restaurante cercano, y la larga sobremesa fueron los momentos perfectos para seguir intercambiando información, experiencias y hablar de viajes pasados y futuros. De este modo se puso el cierre a esta edición post-pandemia, que si bien es cierto contó con un número menor de inscritos que en años anteriores, me atrevería a afirmar que el ambiente, el espíritu, la cordialidad, calidad y cercanía entre ponentes e inscritos, superaron a las ediciones anteriores.

Y por esto último, una vez más tengo que hacer público mi agradecimiento y felicitación a los invitados de este año, por la calidad de sus presentaciones, su puesta en escena y por compartir su pasión por los viajes, por supuesto mi agradecimiento va también para los asistentes por acompañarnos un año más y para «Percy en Ruta» e Iván Cabrejos por reflejar en sus respectivos reportajes fotográficos los momentos vividos ese día.

Sorprendentemente el próximo E.G.V Perú ya está en marcha y además llegará con una nueva y espectacular ubicación, que creo será el escenario perfecto para celebrar como merece la que supondrá la quinta edición de este particular evento viajero, pero eso ya será para octubre de 2023…